Era el partido más esperado de la temporada. Podía considerarse como la gran final entre los dos equipos invictos de la categoría en Bizkaia al término de la primera fase, APA San Pedro y Tabirako. El partido se adelantó al viernes por la tarde ya que varios chavales de uno y otro equipo tenían que hacer la primera comunión al día siguiente. Los chicos de San Pedro llevaban dias nerviosos por el evento y tenían muchas ganas de hacerlo bien para alzarse con la victoria, pero no pudo ser.

Los de Durango fueron claramente superiores y el equipo de premini masculino de San Pedro sufrió su primera derrota de la temporada en el primero de los tres partidos por los puestos 1 al 4 de la categoría. Desde el primer cuarto, Oier, el mejor jugador de Tabirako, marcó diferencias anotando 23 puntos en el parcial, que terminó con un 12 a 29 que ya se hacía cuesta arriba. La defensa de Ander no fue capaz de frenarle, salvo en el tercer cuarto, en el que San Pedro jugó sus mejores minutos y consiguió un parcial de 12 a 14.

En el segundo cuarto, Nahuel no tuvo opciones frente a la cerrada defensa de Tabirako de dos contra uno. Sólo Asier, que jugó su mejor partido, logró anotar para San Pedro 6 puntos, que dejaron el marcador con un 18 a 46 al descanso. En el tercer cuarto, Carlos, el entrenador de San Pedro, decidió poner toda la carne en el asador para intentar recortar distancias, y con Ander, Nahuel, Eneko, Ignacio y Unai, el equipo consiguió anotar 12 puntos por 14 de Tabirako. Eneko volvió a destacarse como un gran taponador colocando un soberbio “gorro” que fue muy celebrado.

Los chavales de San Pedro, siguieron luchando con todas sus fuerzas hasta el punto de que Josu e Ignacio acabaron expulsados por 5 faltas personales. Sin embargo todo fue en vano, y en los últimos minutos, cansados y desmoralizados encajaron un parcial de 7 a 28, que dejó el marcador final en el 37 a 88 definitivo. Sólo 4 jugadores de San Pedro consiguieron anotar en el partido; Ander 16 puntos, Asier 14, Eneko 4 y Unai 3.

Al final todos se llevaron los aplausos de los muchos padres de ambos equipos que disfrutaron del encuentro en La Salle. Ahora toca recobrarse y recuperar la confianza para enfrentarse al segundo gran encuentro de la fase final frente a Maristas el próximo sábado, que promete ser aún más emocionante.

Deja una respuesta